Acerca de Gastón

Por cada nuevo post, voy a ir agregando cosas sobre mi acá.

Es como un striptease de post en post, donde al final quedo en pelotas, cerebro, tripa y corazón.

  • Vivo en Montevideo, Uruguay. No tengo segundo nombre.
  • Soy hermano mayor.
  • Nunca entendí bien cómo querer a las personas. Cuando digo nunca, es literal, no recuerdo haber tenido un control como para encariñarme lo justo y necesario. Siempre me encariño antes de tiempo y más de la cuenta. De acuerdo con las normas sociales que rigen sobre el ser humano, siempre me termino encariñando de sobra. Aparentemente es como que hubiera nacido sin el cosito ese que te hace querer a punto, a mí, querer siempre se me termina quemando.
  • Después de mucho tiempo soy otra vez un romántico enamorado de la vida.
  • Vivo una limerencia desde que tuve una serendipia.
  • Me sé cabeceador de paredes, los muros se vuelven cada vez más duros, pero mi cabeza también.
  • Mi color favorito es el Verde. Porque de niño me llevaban al babyfutbol de Racing (de Montevideo, de camiseta verde). Claramente cuando uno es niño alcanza con eso para elegir el color favorito del resto de tu vida.
  • De niño jugaba a “entrenar el instinto” corriendo por un patio con los ojos cerrados.
  • Mi cumpleaños es el 15 de Diciembre.
  • De niño quería ser inventor. Lo cual describía como si fuera una especie de científico que mezclaba ciencia con magia.
  • Escribo para ver si algo ayuda.
  • Al único que no quiero defraudar es a mi yo de niño y trato de vivir de acuerdo a eso. Así que vayan bajando las expectativas… o subiéndolas no sé.
  • He observado que hay personas que me hacen sentir que soy la misma persona que cuando estoy de viaje. Lo único que tienen en común es que a todos les regalé alguna vez en mi vida, al menos un chocolate.
  • El Dios de mi religión es el Helado de Frutilla con Dulce de Leche.
  • Pocas cosas me hacen enojar, pero en el top 3 está que me traten como si fuera igual a otro imbécil. Yo solito tengo mis propias imbecilidades como para cargar además con las ajenas.
  • A pesar de mi gusto por las palabras, no soy tanto de decir, sino más bien de demostrar.
  • Soy una caja de sorpresas tentado a escribir algo mal para que me manden una corrección.
  • Me lleno de proyectos para evadir lo interno que realmente necesito enfrentar. Pero ya no más.
  • Me río de mí mismo con mucha facilidad.
  • Soy un gran procrastinador.
  • “Good luck for your incredible new adventures!” es el mensaje que más me gustó que me mandaran en mi vida.
  • Me mando e-mails a mí mismo con fechas de envío random en el futuro. Les llamo aviones de papel…
  • Tengo mucha suerte. Y para mí, tener suerte es una actitud.